Una Comunidad Universitaria al Servicio del Desarrollo Humano Sustentable


Antes de la pandemia, ya estábamos preparados para la educación virtual

A un año del decreto de suspensión de las clases presenciales:

 

“Antes de la pandemia, ya estábamos preparados para la educación virtual”


María Teresa Bravo, presidenta del Consejo Superior de la Universidad Valle del Momboy, recordó  cómo los integrantes de esta institución asumieron el cambio de sustituir las clases presenciales por virtuales.  

 

 

“Por fortuna ya nosotros veníamos preparándonos hace algunos años y no nos tomó por sorpresa el decreto del Ejecutivo de suspensión de clases presenciales y pasar completamente a la modalidad virtual. Un 75% de la planta de docentes de nuestra universidad ya gestionaba con éxito las plataformas de educación virtual y el restante ya se ha ido adaptando”.

 

Así lo aseguró la profesora María Teresa Bravo, presidente del Consejo Superior de la UVM y profesora a tiempo completo.

 

Bravo explicó que el contacto presencial, el cual permite socializar y compartir con nuestros  jóvenes,  “hace muchísima falta”; pero las clases virtuales son una herramienta poderosa para que los estudiantes de cualquier localidad “accedan a la educación que brinda nuestra institución”.

 

“El 80% de nuestros estudiantes viven en zonas foráneas como Monay, Chejendé, Timotes, la Zona Baja y esta modalidad virtual les beneficia enormemente debido a las dificultades para conseguir transporte público, entre otros aspectos. Hoy podemos decir con orgullo que estábamos preparados para este cambio”, aseveró.

 

Es importante destacar que la UVM, a decir de Bravo, apuesta siempre a la innovación y al cambio sin resistencia. Por ello, se ha realizado un enorme esfuerzo e inversión en el Departamento de Aldea Tecnológica para reforzar los grupos de trabajo y también en la compra de equipos, así como la colocación de antenas e Internet.

 

“Debemos entender que cualquier profesión debe estar obligatoriamente ligada al campo tecnológico, hay a quienes les ha costado muchísimo entender esto, tenemos que avanzar obligatoriamente hacia la transformación digital. La pandemia aceleró este proceso de cambio y como gerentes debemos estar preparados para asumir los retos que se nos presentan junto a nuestros equipos”, acotó.

 

“Con nuestros alumnos hemos visto mucha receptividad, la virtualidad fluyó en un 95%. Vemos ahora con beneplácito como los nuevos ingresos asumen la modalidad on line sin ningún conflicto y sin quejas, lastimosamente otros decidieron retirarse de la institución porque creyeron que esto iba a durar tres meses”, rememoró.

 

 

Por Areanny Bastidas (Prensa UVM)