Una Comunidad Universitaria al Servicio del Desarrollo Humano Sustentable


Comunicado de los Consejos de Facultades

Estimados miembros de la comunidad universitaria, desde hace dos meses comenzamos una modalidad no presencial de vida académica, más cotidiana que la presencial, sin duda, representa una novedad para la mayoría de nosotros, y que además demanda de todos lo mejor de cada uno para transmitir con vocación, solidaridad, paciencia y altruismo nuestros conocimientos, sin olvidar que a pesar de las adversidades nuestro norte como docentes es preparar a nuestros alumnos con la esperanza de superar al maestro.

Tiempos difíciles nos ha tocado vivir en estos dos meses, pero nada que no podamos superar con una dosis de integridad, voluntad y esfuerzo, con el compromiso de enaltecer nuestra robustez institucional y la capacidad de trabajar coordinadamente para enfrentar los obstáculos que se nos presentan. Este reto de índole académico requiere de la motivación que cada uno de nosotros ponga en el momento de transmitir los conocimientos; el compromiso de perseguir la excelencia nos obliga a recordar nuestro objetivo en el momento que estamos formando, sin olvidar que somos un modelo a seguir para nuestros estudiantes. La construcción del conocimiento prevalecerá a la hora de contribuir al desarrollo de nuestro país, en todas las áreas del saber.

 

La complejidad de la presente coyuntura requiere de un trabajo en equipo y seguros estamos, sus autoridades, que como guías juntos haremos un buen trabajo, porque lejos de desanimarnos, sabemos que nos alienta el deseo y la convicción de ratificar y fortalecer nuestro compromiso con nuestra Universidad y con nuestro país.

Hemos avanzado, y aún falta por avanzar, el recorrido es positivo porque ya estamos en el período 2020B, nuestras Facultades de Ciencias Económicas Administrativas y Gerenciales, la Facultad de Ingeniería y la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales vienen asumiendo este reto como una humana manera de confrontar la difícil situación consecuencia del Covid-19, veamos el sentido de la oportunidad para mejorar las capacidades en la dirección donde el mundo de hoy se ha vuelto más exigente. Hasta los momentos permanecemos activos, nuestras Facultades se mantienen abiertas; todos los recursos y actividades desarrollados hasta la presente fecha permitirán mejorar y potenciar nuestros esfuerzos estratégicos en materia de virtualización. Como bien lo ha expresado nuestro Rector en su última comunicación, la situación nos llevó a “cambiar las habituales clases presenciales por clases online para ayudar a nuestros estudiantes, demostrando nuestro profesionalismo en estos duros momentos.”

 Es en este sentido, los Consejos de Facultad, en un trabajo unificado, han acordado lo siguiente:

 

 1. Apoyar desde las Facultades los procesos de formación continua, de estudiantes y docentes, aprobados por el Consejo Universitario, tales como: actividades programadas afines a las planificaciones de las distintas asignaturas; incremento de las capacidades por parte de los docentes en el desarrollo de la educación a distancia con la finalidad de alcanzar las metas de aprendizaje. Es importante mencionar que aquellos estudiantes que en los días previos a la fecha de este comunicado, no hayan tenido participación en las actividades de las mismas o no hayan entregado a la fecha ninguna de las evaluaciones, no podrán incorporarse a las materias, por lo tanto se les exhorta a que se incorporen de forma oportuna en las materias del segundo momento, aplicable exclusivamente a la Facultad de Ingeniería. 

 

2. Por razón de las limitantes de conectividad en diversos sectores del país, incluyendo nuestro estado Trujillo, y que afectan tanto a los profesores como a los estudiantes, se sugiere aprovechar la tecnología para estructurar actividades que en su mayoría se puedan desarrollar en modalidad asíncrona; lo cual garantiza accesibilidad a la gran mayoría del alumnado, pero también se podrá otorgar un plazo máximo de tres días, posterior a la fecha límite de entrega de actividades, para que el estudiante que haya tenido inconveniente en cumplir los plazos pueda realizar su respectiva entrega, de lo contrario quedaría con NP (no presentó) en esa evaluación. Aunque luego a través del módulo el docente podrá realizar un promedio en cuanto a la evaluación de este.

 

3. Este sistema emergente que estamos asumiendo amerita la incorporación inmediata en el curso de certificación y el diseño metodológico para el Google Classroom en las cátedras que se están impartiendo, para facilitar la Docencia Virtual que a propósito de la cuarentena decidió e impulsó el Consejo Universitario con el objeto de, primero formar en el uso de herramientas tecnológicas con fines académicos a nuestros profesores, y segundo acreditarles con la certificación Docente Virtual UVM como requisito indispensable en el nuevo perfil de nuestros profesores. Aunado a ello, el Ministerio de Educación Superior recomendó unificar criterios en torno a herramientas y metodología para la tutoría virtual en cada universidad.

 

4. El resultado de este curso (Certificación) es considerado como un equivalente al tradicional Componente Docente, con la diferencia que nos acredita para la docencia virtual. En el futuro para ser docente hemos de tener la mencionada certificación, políticas de las universidades que tradicionalmente han impuesto como condición para ingresar a su planta de profesores.

 

 5. Cada docente debe consignar una cohorte de notas a la mitad del período lectivo con el objeto de adelantar trabajo en las distintas facultades con respecto a la evaluación y planificación académica, esto facilitará el flujo de información y organización de la entrega total de notas. 

 

6. El cumplimiento de la evaluación, donde el Director de Departamento de cada Facultad hará llegar el formato respectivo.

Para fines de operatividad en el proceso formativo, se recomienda a los docentes:

a) Utilizar la herramienta Telegram para tener una comunicación más directa con los estudiantes, aunque esto implique no descartar cualquier otra herramienta de comunicación. 

b) Verificar los listados del sistema académico TERNA.NET con los del Classroom, para evitar el riesgo de estudiantes no inscritos. De existir estos casos, informar oportunamente a la autoridad de la Facultad a la que pertenece.

c) Asumir las recomendaciones especiales y orientaciones para el ajuste de las prácticas pedagógicas y el empleo de las herramientas tecnológicas disponibles.

 d) Participar en las reuniones virtuales con el Decano, Director y Coordinador de las Facultades, para estar debidamente informados sobre las decisiones de los distintos Consejos.  Los Consejos de Facultad conocen, viven y entienden la situación actual, las limitantes en recursos, las fallas del servicio eléctrico, del internet y demás factores, los cuales se escapan de las manos de todos, y sin dejar de lado la empatía que prevalece ante tales circunstancias, seguimos confiando en el sentido de responsabilidad de todos los que hacen vida en cada una de las facultades a la cual pertenecen, así como en el respeto y reconocimiento del esfuerzo de quienes día a día dan lo mejor de sí, para llevar con éxito este período académico.  Por esta razón, reiteramos nuestro compromiso y el apoyo de las autoridades académicas de nuestras Facultades, así como de todo el equipo que labora en ella, para que juntos podamos resolver cualquier problema que pueda surgir, sabemos que no es tarea fácil, pero debemos continuar, esa es nuestra misión una vez que decidimos ser Docentes. Aquí estaremos para brindar el apoyo posible en la utilización de estas herramientas en la modalidad online, y que los próximos semestres podamos compartir esta aventura como la más importante de nuestra vida profesional.